Miguel Unamuno Y El Sentimiento trágico de la vida.

De la mano de la filosofía existencialista y humanista de este bilbaíno  se pueden arrancar infinidad de  valores y respuestas que se aproximan a la verdad sobre el enigma humano. En todas sus obras se denota un profundo sentimiento que posiciona al individuo como ser impulsado por la pasión, el afecto o el instinto por encima de la razón, sin embargo donde se realiza un análisis mas exhaustivo de su filosofía es en esta obra titulada “Del sentimiento trágico de la vida”.

Aunque pudiera parecer para algunos un texto duro de leer por pertenecer al campo más enteramente filosófico os animo a poner algo de disposición para acercaros al planteamiento mismo de la esencia del ser y su meta como humano. A través de la filosofía de Unamuno se consigue captar la esencia tras los individuos indistintamente de su posición social, jerarquía o principios ideológicos. Es además, la obra de Unamuno, de una riqueza lingüística ineludible, rica en metáforas, definiciones y analogías que ayudan a comprender el mundo abstracto que nos presenta. A colación de lo mencionado cabe destacar una cita del libro que compendia y divierte la tesis de Unamuno:

El hombre, dicen, es un animal racional. No sé porqué no se haya dicho que es un animal afectivo o sentimental. Y acaso lo que de los demás animales le diferencia sea más el sentimiento que no la razón. Más vedes he visto razonar a un gato que no reír o llorar. Acaso llore o ría por dentro, pero por dentro acaso también el cangrejo resuelva ecuaciones de segundo grado.”

La filosofía existencialista de Unamuno discrepó directamente con la corriente racionalista y empírica protagonizada como cabezas principales por Inmanuel Kant y David Hume. En concreto esta lectura que recomiendo pienso es necesaria antes de encarar otras de sus obras maestras como; Niebla , La Tía Tula o San Manuel Bueno Mártir. En ellas hallaréis además de una narrativa excelente un profundo calado filosófico y psicológico que trasciende desde los personajes caracterizados siempre por pertenecer o ser fieles a unos principios que parecían inalterables.

Por todo ello os animo nuevamente a haceros participes de la solemnidad de la escritura de Unamuno que dio su vida por escribir frente a todos los inconvenientes y barreras que tuvo que sortear para mantenerse como rector y pensador.

REFERENCIAS:

Sergio Fernández Silva. 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s